El poder de la atención al cliente

¿Saben qué es lo que me parece sumamente irreal? Cuando los actores sonríen y muestran sus impecables rostros con sus dientes libres de imperfecciones, presumiéndolos como si eso fuera lo normal en la vida.

Yo entiendo que los dientes generalmente deberían ser perfectamente blancos o al menos del mismo color que un hueso, pero cómo esperan que mantengamos ese mismo color cuando vivimos en una sociedad donde tomar café, fumar, beber vino y básicamente todo lo que comemos o fumamos para relajarnos y hacernos sentir bien nos deja los dientes manchados.

Esto es algo que escribí hace unos meses cuando estaba sintiéndome molesto, precisamente porque me encanta la cocina y me gusta el acto de cocinar comida deliciosa. Sin embargo como pueden ver en un artículo anterior, aquí sobre cómo doy algunos consejos sobre cómo mejorar tu sonrisa.

¿Qué me hizo cambiar de parecer respecto a cómo cuidar los dientes? Muy sencillo. Un día me encontraba lavándome los dientes con una pasta Colgate que promete blanquear los dientes y me resultó muy molesto pensar “seguro que ningún artista se lava los dientes con esto, ¿por qué me debo molestar tratando una y otra vez haciendo esto?”, así que muy molesto tomé la pasta y llamé a la mesa de ayuda de Palmolive para quejarme. Ahí fue cuando me di desquité con mucha ira sobre lo que se encontraba en mi cabeza.

La chica que me atendió fue muy paciente, no recuerdo si fueron 20 o 30 minutos de un soliloquio sin parar  lo que le di pero de que fue largo, fue seguramente insoportable para la chica. Después de que terminé de contarle lo que pensaba y me relajé, la chica por fin pudo hablar y lo que me dijo fue sorprendente.

Para comenzar su paciencia fue algo que me sorprendió; yo jamás hubiera poder escuchar una persona quejándose por tanto tiempo. Lo siguiente que llamó mi atención es que, al contrario de lo que pensé que haría, no intentó convencerme que estaba equivocado, al contrario, me dio la razón.

Me explicó que ella había estudiado odontología en la UNAM y me mencionó que en realidad el problema no es que  no fuera posible alcanzar esos niveles de belleza dental, sino que los estándares de belleza actual piden demasiado, en algunos casos, piden que desgastes tu cuerpo de forma poco natural, que es como si alguien se limara un hueso y pusiera una capa de hueso falso sin ningún motivo.

Lo que me llamó la atención más que nada fue que me pidió mi dirección de correo para enviarme información sobre cómo cuidar tus dientes (misma que les compartí en la publicación anterior), lo que está increíble es que pensé que sería un material publicitario para seguir comprando más pastas de dientes y NO FUE ASÍ. En realidad me llevé una muy grata sorpresa con el material que me enviaron y la información que recibí, por lo que decidí compartirla con ustedes, así como decidí contarles esta tan bella entrada de arrepentimiento para compensar por los años de pensar mal de la marca. Ese es el poder de una buena atención al cliente.

El agua y nuestra alimentación

Se pierde agua con cualquier actividad diaria . Perdemos agua al hacer ejercicio, a causa del calor. Esta se pierde a través de la transpiración, la orina y la respiración. Cada vez que se orina se pierde aproximadamente una taza de agua.

El cuerpo está formado en más de un 70 por ciento por agua. El agua es el elemento más importante para sobrevivir que la comida solida, si se considera que se puede resistir sin alimentos sólidos durante semanas, no ocurre lo mismo con la ausencia de agua. El cuerpo la almacena en grandes cantidades y necesita reponerla constantemente.

La importancia del agua reside en que esta lleva los nutrientes a las células, ayuda a la digestión formando secreciones estomacales,el metabolismo, elimina los residuos, mantiene los riñones sanos y aporta una hidratación constante a la piel, ojos, boca y nariz, regula la temperatura corporal y lubrica las articulaciones.

Cuando  se consume suficiente agua se puede retrasar el envejecimiento y mejorar enfermedades como diabetes, hipoglucemia, artritis, sequedad cutánea y obesidad. Los riñones son los órganos que ayudan al cuerpo a eliminar residuos, y necesitan suficiente agua para hacer su trabajo de “depuradores de deshechos”.

Datos de la Organización Mundial de la Salud.  El agua corporal: un equilibrio constante; Como el cuerpo no posee un órgano o espacio destinado a almacenar agua, es necesario ingerir líquido permanentemente para restituir las cantidades de que se van perdiendo. El cuerpo humano puede sobrevivir varias semanas sin ingerir alimentos, pero ese lapso de tiempo se reduce sustancialmente ante la ausencia de agua. El ser humano incorpora entre 2,5 y 3 litros de agua diarios. La mitad (de 1,5 a 2 kg) a través de bebida y el resto por alimentos sólidos. Algunos de ellos, como frutas y verduras, están constituidos por agua en un 95%. Otros, como el huevo, en un 90%, y las carnes rojas y el pescado en un 60 a 70%.

Cómo se controla la sed

El núcleo del control se encuentra en el hipotálamo, una de las regiones centrales del cerebro. Si se registra que aumenta la concentración de plasma en la sangre significa que el cuerpo está perdiendo agua y comienza a deshidratarse. En ese momento, el cerebro emite un estímulo para provocar la sensación de sed. Otros síntomas, como la boca seca por falta de saliva, lo avisan también. Como máximo, el cuerpo humano puede estar cinco días sin ingerir agua.

En la cocina el agua es esencial para cocinar y mantener limpio nuestra cocina, hay diferentes formas de reutilizar el agua.

  • Al desinfectar tus frutas y verduras hacerlas en porciones pequeñas para que utilices la misma agua para desinfectar todos los alimentos.
  • Tener algún sistema de recuperación de agua.
  • enjabonar todos los trastes y después enjuagarlos juntos.
  • Cerrar la llave mientras lavas los trastes.
  • Cuando hierves agua no dejarla que se consuma.

 

Mantén una sonrisa radiante

A cualquier persona le gusta que sus dientes estén blancos y relucientes. Para ello es básica una buena higiene dental. Sin embargo no todo el mundo sabe que también hay algunos alimentos y bebidas que contribuyen y ayudan a tenerla más limpia y dificultar su manchado.

En este caso, la máxima ‘somos lo que comemos’ cobra sentido ya que en muchos casos el estado estético de los dientes de muchas personas tiene su origen en la composición de los alimentos y bebidas que ingiere y la higiene bucal que tiene. Las bebidas son las que más daño ocasionan primero porque su ingesta es superior en volumen a los alimentos y segundo porque su estado líquido les permiten aprovechar la porosidad del esmalte. Aquí te damos algunos tips que me dieron en la facultad de odontología de la UNAM.  y un dentista en Querétaro.

Los aliados de una sonrisa blanca

Frutas y verduras:

Aquí la estrella es sin duda la manzana pero en líneas generales podemos decir que las más beneficiosas son aquellas que presentan una textura fuerte y fibrosa. Estas condiciones fomentan la limpieza de la dentadura durante su masticado al tiempo favorecen la segregación de saliva, un elemento básico para neutralizar los ácidos perjudiciales para el esmalte y reducir el riesgo de caries. Así además de la manzana podemos citar como aliados de una sonrisa reluciente las zanahorias, el apio, las espinacas, la coliflor y las judías verdes.

Lácteos:

En este grupo entra la leche y sus derivados. quesos, yogurt, etc Y es que el ácido láctico también contribuye a la segregación de la saliva además el calcio ayuda a mejorar el estado de los dientes.

Usar COLUTORIOS bucales

Comprueba si llevan clorhexidina. Si es así, resultan muy efectivos para controlar la placa bacteriana, pero usados de forma regular dejan los dientes con manchas de color oscuro

  • Hazte una limpieza bucal una o dos veces al año para recuperar el            tono   natural de tu dentadura.
Procura no alternar el frío con el calor.

Los cambios térmicos agrietan el esmalte de los dientes, que ya hemos visto que es su primera capa defensiva.

Cuantas más microfisuras tenga el esmalte, más pigmentos podrán acceder a la dentina. Y una vez que han llegado al interior del diente dejan manchas mucho más difíciles de quitar.

Cuidado con los remedios caseros

Algunos trucos domésticos son muy populares para blanquear los dientes, pero ¡cuidado!, porque suelen resultar abrasivos para el esmalte. Una vez dañado, nunca más se restituye, así que presérvalo al máximo.

  • ¡Nunca uses vinagre! No recurras jamás al ácido acético: puede eliminar manchas pero al mismo tiempo “barre” el esmalte, lo que favorece que el diente se tiña a la mínima exposición a alimentos pigmentantes. El vinagre blanquea, pero elimina el esmalte del diente
  • Ni bicarbonato con limón. Sigue recomendándose pero su ácido erosiona los dientes como si los frotáramos con papel de lija.

Mejora tu cocina.

Mejorar la cocina con poco dinero y que luzca bonito puede llegar a sonar a utopía. Ya habrás oído mil veces eso de que las pequeñas cosas son las importantes, las que marcan la diferencia. Y efectivamente en los pequeños detalles radica el secreto de mejorar cualquier estancia de nuestro hogar, en este caso de nuestra cocina para vivir bonito.

Aquí, encontrarás propuestas para hacer tu cocina más funcional, más cómoda, más bonita, más moderna… ¡o todo a la vez! Así que antes de tomar un equipo de Sandblast para decolorar las paredes de tu cocina, esperamos que aproveches estos consejos y que la vuelvas a amar. Dale una nueva vida con poco tiempo, dinero y esfuerzo…

Estanterías para ordenar.

Utilizar estantes económicos para conseguir más espacio de almacenamiento es una de las prioridades para tener una cocina funcional. ¿Estás aprovechando todo el espacio a tus paredes? ¿O estás desaprovechando todo lo que te pueden brindar? Con un par de estantes que no tienen porqué ser caros (e incluso que puedes hacer tú mismo), lograrás tener más espacio de almacenamiento y poder tener orden en su cocina.

Repintar o barnizar los frontales de los armarios.

Si tus armarios ya tienen unos años, revisa de que material estan hechos eso te ayudara a ver que tiempo de vida tiene tus muebles, si tienen defectos o han amarilleado por el paso del tiempo, es el momento de que les des una nueva capa de pintura y barniz, y con ello una nueva vida.

Muebles hechos a medida

Recuerda que los interioristas  dicen “cada centímetro cuenta” escoger los muebles adecuados a tu espacio es fundamental para que tu cocina sea funcional y tener un orden y cada cosa tenga su lugar. también el material de los muebles es importante para que veas el tiempo de vida que tiene tus muebles o los cuidados que necesitan para que luzcan radiantes todo el tiempo.

Soporte para los utensilios

Montar un  soporte en la pared en el que luego se pueden colgar utensilios de cocina hará de este espacio un entorno muchísimo más cómodo y funcional, ordenado a la hora de cocinar. No es lo mismo tenerlos en un bote apilados, en un cajón… de esta manera los tenemos más a mano y además embellecemos la cocina, ¿no opinas de esta idea?

Cambiar los tiradores.

Recuerda los pèqueños cambios hacen la diferencia ¿Te habías planteado alguna vez cómo cambian la estética de una cocina unos simples tiradores? Pues créenos cuando te decimos que la cambian mucho. Así que fíjate qué desembolso de tiempo, esfuerzo y dinero tan pequeño a cambio de una nueva imagen.

Pequeños azulejos decorativos

Embellece tu cocina con un detalle de azulejos hay azulejos muy económicos que se venden por piezas que pueden servirte para embellecer y proteger una zona en concreto de tu cocina. Además son muy sencillos de colocar, sin necesidad de obras (de hecho lo puedes hacer tú mismo), y dan un aspecto inmejorable.

Si necesitas ideas o opciones para escoger  la paleta de colores, armonías y el material de tus muebles puedes obtener ideas en pinterest.

Mente sana, cuerpo sano.

En nuestra sociedad contemporánea donde cada día es más difícil comer sano y llevar una dieta que realmente esté  balanceada, mas si vives en una ciudad caótica como esta la ciudad de México, donde los tiempos de traslado de un lugar a otro son cansados y tardos por el tránsito.

¡Sabías que! LLevar una vida saludable no solo es comer sano ya que puedes llegar a  tener un trastorno psicológico llamado Ortorexia.

Qué es

La ortorexia  u ortorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria  u obsesión patológica que consiste en la obsesión por la comida sana. Las personas que sufren esta patología se ven obligadas a seguir una dieta que excluye la carne, las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas y las sustancias artificiales que pueden dañar el organismo llevar a la  desnutrición e incluso a la muerte. La ortorexia puede acarrear carencias nutricionales e incluso puede causar una enfermedad psiquiátrica.

Según ha explicado el nutricionista y naturópata del Instituto Médico de la Obesidad (IMEO) describe la ortorexia como una obsesión con lo que el paciente considera alimentación saludable perjudicial para la salud igual que el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)  Bratman afirma que “la desnutrición es común paradójicamente entre los seguidores de las dietas de comida saludable”.

Se estima que el 28% de la población de los países occidentales, donde los más afectados son los jóvenes y las mujeres, padece de Ortorexia.

(cada paciente decide que alimentos evitar o limitarse en base a sus creencias) , agravándose paulatinamente los síntomas hasta llevar al aislamiento social, ya que el individuo afectado tiende a sentirse superior por el nivel de vida alimenticio que lleva comparado con el de otras personas. En reuniones sociales les es difícil comer lo que está disponible y criticar internamente la pobre dieta de otros y sus familias. Los pacientes se preocupan demasiado por el tipo de alimentos que consuman, en lugar de ser conscientes de la importancia que tiene la comida en el día a día del ser humano. Dedican mucho esfuerzo a organizar su dieta y planificar con bastante tiempo de sobra lo que consumirán en el día; se desplazan grandes distancias para conseguir alimentos especiales o puramente ecológicos, analizan sus componentes y abandonan sus actividades diarias para poder llevar a cabo su patológico modo de vida.

  • Tratamiento:

La ortorexia no es un trastorno fácil de diagnosticar, porque la gente se esconde detrás del ideal del “comer bien”. Para una persona con ortorexia, es precisa la ayuda interdisciplinaria para no sólo hacer frente al déficit alimenticio que sufre sino para curar el problema desde el fondo de su mente y su aprendizaje como ser humano. El acompañamiento de dietistas, nutriólogos, psicólogos (incluso psicologos en línea)  y psiquiatras podrá ser de gran ayuda en estos momentos de crisis.  Es ser capaz de elegir los alimentos que gusten y ser capaz de tomar placer en al acto de comer, así como confiar en las señales del cuerpo para distinguir entre hambre y saciedad.